Cómo está y qué promete la ganadería de carne

0
585

El reciente reconocimiento internacional al Ecuador como país libre de fiebre aftosa por parte de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha hecho subir a la ganadería de carne a la mesa de discusión económica y política, al abrir para el país la posibilidad de exportación de productos cárnicos. Como resultado de esta posibilidad que se veía venir, el Gobierno ecuatoriano inició desde hace algunos años su apoyo al sector ganadero a través de diferentes programas y proyectos, liberación de tecnologías y asistencia técnica, gestionados por instituciones como los ministerios de Agricultura, Ganadería y Pesca (Magap) y de Industrias y la Productividad (Mipro), el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (Iniap) y Agrocalidad. Además, desde 2014 se ha regulado el precio de la carne bovina a través de una indexación del precio de la libra de carne en pie que recibe el productor al precio de venta al público de la libra de carne de res sin hueso. Últimamente, se ha iniciado también la importación de ganado vacuno con el objetivo de lograr un refrescamiento genético del hato nacional. Pero, ¿son estas intervenciones suficientes para potenciar la actividad? ¿Cuál es la realidad actual del sector ganadero y cuáles sus perspectivas reales de exportación?