Emprendimiento: 10 años sin evolución sustancial

0
221

Ecuador encabeza la TEA más alta del estudio
Tres de cada diez ecuatorianos son emprendedores

GEM 2017

ESPAE Graduate School of Management de la ESPOL presentó ayer en el hotel Sheraton de Guayaquil  los resultados del emprendimiento en Ecuador.  Virginia Lasio, directora del GEM Ecuador detalló el desempeño en 2017.

El ciclo 2017 del GEM Ecuador, recogió información de 2,060 personas en edad adulta y 37 expertos nacionales, lo que permitió identificar y analizar las características de la actividad emprendedora en el país. Los resultados muestran que, en el 2017, alrededor de 3 millones de adultos empezaron el proceso de puesta en marcha de un negocio (emprendimiento naciente) o poseían uno con menos de 42 meses de antigüedad (emprendimiento nuevo), lo que representa el 29.6% de la población entre 18 y 64 años, siendo ésta la TEA más alta de la región por sexto año consecutivo, seguido por Perú (24.6%) y Chile (23.8%).

Es decir que tres de cada diez ecuatorianos adultos son emprendedores. De estos un 52.1% son mujeres y un 47.9% son hombres.  Esta encuesta global mide la actividad emprendedora en sus diferentes fases y analiza las características, ambiciones y motivaciones de los emprendedores, así como la calidad del ecosistema emprendedor en diferentes economías.

Se realizó un panel sobre el emprendimiento senior a cargo del profesor de ESPAE Edgar Izquierdo, que estuvo integrado por Mara Espinosa, gerente de personas, Banco del Pacífico,  Juan Carlos Diaz-Granados, director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Claudia Vásquez, gerente de Selección, Deloitte Ecuador y Jorge Farah, emprendedor senior Conservas Gourmet.

Según la muestra levantada, el emprendedor ecuatoriano tiene en promedio 36 años, con un negocio orientado al consumidor, 11 años de escolaridad y el 48.8% proviene de hogares con un ingreso mensual entre $375 y $750. Además, el 33.4% tiene un empleo adicional a su negocio y el 50.2% es autoempleado.

Sobre las motivaciones que tienen las personas para iniciar una actividad emprendedora, en el 2017 la proporción de la TEA que emprende por oportunidad supera a los de necesidad (57.31% vs. 42.33%), que es la más alta en todo el periodo estudiado para Ecuador.

En el 2017, 54 economías participaron en el estudio del Global Entrepreneurship Monitor (GEM).

En la evaluación del clima emprendedor, los expertos coinciden al percibir avances en comparación al 2016, sin embargo, los problemas identificados no difieren mayormente de años anteriores. Destacan positivamente los factores: infraestructura comercial y profesional, acceso a infraestructura física, normas sociales y culturales y, educación y formación superior, donde se supera el promedio global y regional. La evaluación más baja es para políticas gubernamentales y acceso a financiamiento.

DIEZ AÑOS SIN EVOLUCIÓN SUSTANCIAL

Los resultados 2017 ratifican la tendencia observada: en los últimos 10 años no se han presentado cambios sustanciales en el emprendimiento en Ecuador. La TEA continua alta aunque ha venido declinando desde 2013 y está conformada principalmente por emprendedores nacientes, es decir aquellos cuyos negocios no están consolidados aun, pudiendo incluso estar en etapa de proyecto. Los negocios se concentran en comercio, baja competitividad, limitado uso de tecnología y baja innovación. Los negocios escalables o nacidos para exportar (born global) son contados.

ASPECTOS DEMOGRÁFICOS

El emprendedor en Ecuador tiene en promedio 36 años, siendo el grupo de mediana edad (30 a 49 años) el de mayor representación en la TEA. No obstante, para el caso de los negocios establecidos (más de 42 meses), la proporción de jóvenes es de tan solo el 7%. Actualmente convertirse en emprendedor es visto como una aspiración, en particular por los millenials, mientras que para las personas de 50 años o más, la intención de emprender, así como la percepción de oportunidades y de poseer las capacidades para hacerlo son menores a los otros grupos etarios.

En emprendimiento senior, Ecuador muestra una de las tasas de actividad emprendedora temprana más altas de Latinoamérica, existe también el más bajo nivel de educación. Los testimonios de emprendedores senior, resaltan la falta de apoyo financiero, lo que es más acentuado porque dejan de ser sujetos de crédito mientras mayor es la edad. Sería importante que, desde la perspectiva de políticas públicas, se analicen las necesidades de este grupo etario.

AÑO                           TEA ECUADOR

2009                                      15.8%

2010                                      21.3%

2012                                      26.6%

2013                                      36%

2014                                      32.6%

2015                                      33.6%

2016                                      31.6%

2017                                      29.6%